Carros de golf eléctricos Pro Kaddy

Pasa el tiempo y el golf es un deporte que crece en España, tanto popularidad como práctica. Debido a esto, nuevas marcas 100% españolas salen a mercado para cubrir nuestras necesidades dentro de nuestro territorio. Pro Kaddy es una marca que fabrica todos sus productos en España por completa, manteniendo una alta calidad.

Pro Kaddy se basa en el equilibrio como característica principal. Es entendido como un criterio de calidad y apuesta de los mejores. Su propuesta de producto se ha basado en analizar las necesidades de los golfistas amateur, respondiendo a preguntas como: ¿Qué necesitan y de que pueden prescindir? Y por supuesto, ¿Cuánto están dispuestos a gastar en ello? Al final, después de muchas preguntas y variables utilizadas se llega a la conclusión de que la característica principal que los golfistas buscan es el equilibrio.

No estamos hablando de un equilibrio físico (que también, estabilidad), sino de una relación de equilibrio entre coste de fabricación y venta; una relación de equilibrio entre prestaciones ofrecidas y precio. Esto hace que Pro Kaddy sea una de las marcas preferidas por golfistas amateur o que recientemente se inician en el golf.

La ventaja principal de los Pro Kaddy reside básicamente en el precio. Siendo una marca que basa su estrategia en el equilibrio anteriormente comentado, tiene una amplia gama de carros de golf eléctricos con precios competitivos y económicos. Podríamos estar hablando de que es una marca lowcost, que aún así está conservando todos los elementos de un buen carrito de golf eléctrico.

Su modelo más popular y de venta directa en España a través de canales online como Amazon es el Pro Kaddy S1T Digital, un carrito que apuesta por el equilibrio mencionado, con un precio relativamente bajo pero con todas las características de un carro de golf eléctrico para un uso aficionado o semi-profesional.

Al final, ¿qué nos estamos llevando cuando adquirimos un carro de golf eléctrico Pro Kaddy? Básicamente nos estamos llevando un producto muy liviano y ergonómico, que sabes que va a cumplir con las funciones básicas requeridas sin problema, y que tiene un precio realmente competitivo. Estamos hablando, además, de que es un producto realmente duradero, con usuarios que tras 2 o 3 años de uso no han tenido que cambiar su batería (que por cierto es de litio, lo que implica ligereza frente a una de plomo).